domingo, 4 de septiembre de 2011

NUEVO PROCESO DE COLONIZACIÓN PLANETARIA

ESTRATEGIA IMPERIAL

Rafael Flores. Suponer que el derrocamiento del libio Muammar Gadafi fue un complot organizado por Nicolás Sarkozy, o que la invasión a Libia es un nuevo Irak, son interpretaciones que sustraen el hecho de una histórica decisión que habría adoptado el gobierno de Obama: una nueva estrategia colonial liderada por USA y concertada con las tres potencias europeas y Canadá. Esa nueva estrategia se ha puesto de manifiesto en el derrocamiento de Manuel Zelaya en Honduras, de otros gobernantes africanos y en acciones para justificar la agresión a Siria y desestabilizar a Venezuela.

La concertación se propone compartir el dominio y despojo de las riquezas de países de Africa, Medio Oriente y América Latina, donde se ubica la casi totalidad de las reservas de petróleo y gas, otras riquezas naturales y localizaciones geográficas estratégicas. Las potencias europeas conceden a USA autoridad y ésta modera su participación en acciones bélicas parciales y de desestabilización y se reserva para negociar y postergar el enfrentamiento inevitable, cuando China y Rusia se percaten de esta estrategia de dominio del planeta que las excluye a ellas y a Japón.

La realidad que nos golpea al rostro echa por tierra la interpretación que algunos intelectuales estadounidenses o europeos dan a las protestas contra sus mandatarios, por la crisis económica que sufren sus naciones, para predecir que el desenlace de esos conflictos sería la guerra civil en Europa y USA; omiten en sus predicciones, que las intenciones europeo norteamericanas, al provocar conflictos y derrocar a gobiernos africanos, árabes o latinoamericanos son las de apoderase definitivamente de las riquezas de estos países. A esa estrategia y a los hechos que adelanta se referirían doscientos intelectuales africanos, quienes denuncian un nuevo colonialismo.

Si los líderes del resto del planeta no se unen para oponerse pronto a los movimientos de esta estrategia europea norteamericana, el planeta quedará sometido al dominio y despojo por estas cinco naciones. Sin embargo, confío en Dios; en Su Nombre venceremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada